dom 23 de junio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Tips y Consejos

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del GNC?

El gas natural comprimido suele ser una de las mejores alternativas para reducir gastos del auto a largo plazo , pero ¿cuáles son los puntos positivos y negativos? lo analizamos en Argentina

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del GNC?

Hace décadas que las personas están optando por usar equipos de Gas Natural Comprimido (GNC) en sus autos, con el fin de reducir los gastos del auto a largo plazo, e incluso algunas marcas llegaron a ofrecerlo de serie, y hasta se está implementando en camiones.

Si bien a lo largo de los años estos sistemas fueron evolucionando y minimizando los puntos negativos, sigue habiendo ciertas ventajas y desventajas, y te vamos a contar cuáles son, pero antes, hagamos cuentas.

¿Cuánto sale la instalación y cómo calcular cuándo se recupera?

Antes de enumerar las ventajas y desventajas, hay que aclarar que el precio de la instalación de un tubo de GNC de 60 m3 en mayo de 2024 ronda el millón de pesos (entre 900 y 1.000 dólares), por lo que hay que hacer una inversión inicial que suena elevada, pero que si se usa el vehículo con regularidad, se amortiza rápidamente. Cabe destacar que según la región de Argentina, los precios de la instalación y del combustible cambian.

El litro de nafta en Argentina actualmente ronda los $1.000 (un dólar aprox.), y el metro cúbico de GNC los $550 (en torno USD 50 centavos) lo que representa el 45% menos. Para saber cuándo se amortiza el gasto inicial, hay que hacer unos cálculos. Incluso vamos a darle algo de “ventaja” al motor naftero para facilitar las cuentas, ya que vamos a “igualar” los consumos, aunque generalmente los vehículos a GNC gastan menos que uno naftero.

Utilizando una de las tantas calculadoras de GNC disponibles en internet, el resultado nos da que, en un auto que en promedio (ciudad y ruta) gasta 8 L/100 km o 12,5 km/L, y con los precios de ambos combustibles que establecimos anteriormente, el ahorro es de $4.100 cada 100 km. La calculadora estima que la equivalencia en GNC serían unos 7,1 m3/100 km o 14,12 km/m3. El resultado final es que el costo del equipo se amortizaría en poco más de 19.000 km. 

Obviamente, estas calculadoras suelen ser puestas a disposición de quienes venden equipos de GNC, por lo que sus cálculos pueden ser optimistas, lo ideal sería saber cuánto consume cada modelo con ambos combustibles antes de hacer las cuentas puntuales. Ahora sí, vamos con las ventajas y desventajas del uso del GNC en los autos.

Ventajas del auto a GNC

Ideal para usos intensivos

Generalmente los que le sacan mayor provecho a este tipo de combustible son los transportes de pasajeros o personas que viajan constantemente, ya que la inversión inicial se puede amortizar  más rápidamente.

Ahorro de combustible

El ahorro en gastos de combustible actualmente es de un 45%, y los consumos de los autos a GNC suelen ser menores a los de los nafteros. Si bien la autonomía es menor con GNC, siempre tenés la opción de pasarlo a nafta y seguir rodando hasta la próxima carga.

Mejor para el medioambiente

Otra de las ventajas es la menor emisión de hasta un 20% menos de dióxido de carbono (CO2), resultando una opción menos contaminante y más amigable con el medioambiente.

Garantía oficial (en algunos casos aislados)

Algunas marcas han llegado a ofrecer sus autos con GNC de serie (el Toyota Etios, por ejemplo) o con motores listos para la instalación (la anterior Ford Ranger),  posibilidad de instalar en puntos definidos, con la ventaja de contar con la garantía de fábrica,

La potencia sería la misma

Según la Cámara, los equipos de gas de quinta generación cuentan con una computadora que permite obtener datos para inyectar la dosis exacta de combustible que necesita cada cilindro. La entidad afirma que la potencia es la misma, pero existen casos en los que hay pérdidas.

No necesitan mantenimiento especial

Los vehículos a GNC no requieren de un conocimiento específico para ser conducidos, y las instalaciones se hacen en lugares seguros y autorizados por ENARGAS. Lo único que debe hacerse es una revisión anual, que incluye la renovación de la oblea, como si fuera una VTV, pero del sistema de GNC.

Además, otra de las ventajas del GNC es que si querés usar el auto a nafta, podés hacerlo con el simple toque de un botón, y volver a pasarlo a gas cuando quieras.

Desventajas del auto a GNC

Si bien todo suena positivo, también hay ciertos puntos negativos:

  • los tiempos de carga son más largos
  • hay que bajarse del vehículo para cargar (la pasás mal cuando hace frio)
  • los tubos generalmente ocupan espacio de baúl
  • se aumenta el peso del vehículo por los tubos
  • no todas las estaciones de servicio tienen GNC
  • mayor desgaste de las bujías

Además, por la presión y la falta de lubricación, siempre existe la posibilidad de que haya un mayor desgaste o incluso averías en la mecánica. Tuve un auto a GNC y el instalador me recomendó siempre arrancarlo a nafta y pasarlo a gas luego de haber andado un poco, para que se “lubriquen” los componentes del motor.

Ya por fuera del funcionamiento del auto a GNC, hay otro factor importante para los vehículos con este combustible: la compra de uno usado. Si estás buscando un auto usado con GNC, te recomendamos hacerlo ver con un mecánico especializado y de confianza, ya que el mantenimiento puede no haber sido el mejor e incluso puede tener los kilómetros adulterados. Igualmente, esto lo recomendamos para todo tipo de autos.

Respecto de la seguridad y temores que pueden asociarse al uso de gas en el auto podés leer esta nota en Autocosmos donde exlicamos como funcionan los sistemas y qué servicios hay que hacer para evitar riesgos.

En conclusión, el GNC sigue siendo una muy buena alternativa ante los precios elevados del combustible, siempre y cuando el vehículo sea usado frecuentemente, sino va a ser una gran inversión difícil de recuperar.

Si tuviste algún auto a GNC, te invitamos a que compartas tu experiencia.

Test Toyota Etios a nafta

Juan Ignacio Gaona recomienda