dom 21 de julio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Autoshows

Mercedes-AMG GT63S E Performance: ahora híbrido y con cifras de hypercar

Mercedes presenta la versión más potente y electrificada del nuevo GT, con una mejor aceleración que la del AMG One.

Mercedes-AMG GT63S E Performance: ahora híbrido y con cifras de hypercar

El mercado chino es tan grande e importante que la mayoría de los lanzamientos más esperados del año se dan en el marco del Auto Show de Beijing, Mercedes no fue la excepción. Luego del Gran Premio de China, Mercedes-AMG presenta su nuevo modelo híbrido, el cuarto de la gama actual del GT y el más potente hasta la fecha: el GT63S E Performance.

Un PHEV con cifras de miedo

Para mover al nuevo coupé de Mercedes-AMG, la marca alemana decidió combinar su motor V8 biturbo de 4.0 litros con un sistema eléctrico enchufable que en total entregan 816 CV y hasta 1.047 Nm, por lo que no tiene problema alguno en superar las cifras que entregaba el AMG GT Black Series, y hasta mejorar los números de aceleración del Hypercar de la marca: el AMG One..

Con esas cifras de potencia, este modelo híbrido enchufable es capaz de hacer el 0-100 km/h en 2,8 segundos (el AMG One lo hace en 2,9 segundos), pero la velocidad máxima es inferior, ya que el GT63 PHEV llega hasta los 320 km/h, mientras que el One llega a 352 km/h.

Hay que ser claros: a pesar de tener unas cifras impresionantes, el GT63S no es nada que ver al One, que es más ligero, más rápido en curvas y exclusivo (solo se fabricarán 275 unidades). Recordemos que el AMG GT de esta generación tomó un papel más de auto gran turismo, mientras que el One es un Fórmula 1 para calle, literalmente.

Para entregar la potencia del motor, Mercedes usa su caja automática de doble embrague y nueve velocidades, que envía el poder a las cuatro ruedas, y por si fuera poco, el motor eléctrico (ubicado en la parte trasera) se acopla a otra transmisión automática de dos relaciones para el eje delantero, que administra de mejor manera el poder.

Para apoyar al motor a combustión, el eléctrico se alimenta de una batería de 6,1 kWh con capacidad de utilizar un modo de conducción completamente eléctrico durante 13 km.

Para mejorar la conducción, el GT63S cuenta con un eje trasero direccionable, la suspensión adaptativa, control de balanceo de la carrocería y el selector de modos de manejo que puede modificar el actuar de la transmisión, acelerador, dirección, suspensión, frenado regenerativo, despliegue de energía, entre otros.

Imagen ligeramente más agresiva y con ayuda aerodinámica

Visualmente, el auto lleva algunos cambios compartidos con los otros modelos V8 de este auto, aunque la manera más sencilla para diferenciarlo se encuentra en los emblemas “E Performance”, el puerto de carga en el paragolpes trasero y algunos elementos de aerodinámica activa pensados en mejorar el flujo de aire para enfriar distintos componentes.

Llama la atención la ausencia de elementos que vimos en las versiones más potentes de la entrega anterior del GT, como el splitter delantero o el alerón trasero fijo, lo que nos ilusiona con la posible llegada de las variantes GTR y GTR Pro, pero no hay nada confirmado. La pregunta es: ¿cómo se lograría superar Mercedes si los hiciera?

Por dentro, el GT63 PHEV luce exactamente igual a otros modelos del AMG GT, con el único cambio realmente visible en el tablero de instrumentos y la pantalla central, donde podemos tener un menú y animaciones extra que nos muestran el desempeño de la batería.

¿Qué te parece esta variante del AMG GT? ¿Alguna vez anduviste en un auto de este calibre? ¡Contá tu experiencia!

Mercedes Benz Clase C en Argentina

Mauricio Juárez recomienda